FLOW. LA TEORÍA DEL FLUJO EN LAS ACTIVIDADES ARTÍSTICAS

¿Alguna vez has estado tan absort@ en una actividad que has perdido la noción del tiempo y el resto ha pasado a un segundo plano?
La psicología positiva diría que estabas en Estado de Flujo.

mujer-sonrisa-felicidad- relajación- Flow -teoríaFlujo.jpg

¿Qué es el Estado de Flujo o Fluir?

 

El Estado de Flujo es un estado emocional positivo desarrollado por Mihály Csíkszentmihályi, catedrático de neurociencias de la Universidad de Stanford, y el autor de esta Teoría del Flujo, un concepto al que llegó cuando estaba investigando qué es disfrutar, algo que en ocasiones se identifica con la felicidad.

 

Csíkszentmihályi descubrió que las personas disfrutaban con actividades que les motivaban y les llenaban por cómo se sentían al realizarlas.

 

El Estado de Flujo y satisfacción sólo se alcanza al realizar una tarea que implica ciertos retos y que pone a prueba nuestras capacidades.

 

Se puede alcanzar en la ejecución de actividades que nos gusten, como, por ejemplo, las actividades artísticas.

 

Cuando una persona consigue concentrarse y sumergirse en la realización de una actividad artística, entrando en un estado de flujo, se muestra más feliz, creativa y eficiente.

 

Nos conecta con el estado de juego de nuestra infancia. Momentos en los que pasábamos horas ensimismad@s en él, sin darnos cuenta del paso del tiempo a nuestro alrededor, una sensación que es más difícil obtener de mayores sometidos a estímulos y distracciones diarios. Pero con el hábito de estas prácticas de forma regular podemos recuperarlo.

niñas-collage-pintados con pinceles.jpg

Poder concentrarnos realizando actividades artísticas con las manos, nos beneficia en todos los ámbitos. También el ámbito laboral. Aumenta nuestra creatividad, la capacidad de solución de problemas, la productividad, y es más positiva la actitud con la que enfrentamos cada día el trabajo.

 

Cuando estamos concentrad@s en una tarea desaparece nuestra conciencia de nosotr@s mism@s, y con ello también la autocrítica, el miedo. La voz en nuestra cabeza guarda silencio.

 

Mihály Csíkszentmihályi identificó nueve características de las experiencias de flujo:

  • Los objetivos están claros; no hay duda acerca de qué y cómo hay que alcanzarlos.
     

  • Hay retroalimentación inmediata: el flujo implica que sabemos directamente si estamos realizando la actividad de manera correcta o incorrecta, y podemos, por tanto, sentirnos satisfech@s de inmediato.
     

  • ​Ha de existir un equilibrio entre el desafío que supone la actividad y la capacidad de quien va a realizarla, que debe considerarse capaz de desempeñarla. Si el desafío es excesivo solo conducirá a la frustración, si es inexistente, al aburrimiento.
     

  • La acción y el pensamiento se unifican: estando tan concentrad@s que mente y cuerpo actúan al unísono.
     

  • La distracción no existe: la actividad supone una dedicación casi exclusiva a esa tarea, lo que no importa, desaparece.
     

  • No hay temor al fracaso: en un estado de flujo, no dudamos de las capacidades que tenemos. Los desafíos se encaran con confianza.
     

  • La auto-conciencia desaparece: estar tan centrado en la actividad, puede hacer que se pierda la conciencia del hambre o la sed.
     

  • Se pierde el sentido del tiempo. Cuando se está realmente implicado, el tiempo pasa de forma diferente. Las horas pueden parecer minutos.
     

  • La actividad es un fin en sí misma, es algo que se hace por el placer de hacerlo.

pintando- dibujos-pinceles- actividadesArtísticas.jpg

Lo más importante es elegir actividades acordes a los gustos, intereses y capacidades personales. Algo que nos de satisfacción y nos haga ser un poco más felices.

logo-activities-and-tutorial-kits-mano